domingo, 19 de febrero de 2012

Te encuentro y me confundo


Cuando te vi, solo me pareciste simpática, una mirada linda, una sonrisa que contagia y una dulce voz que provoca conversar por muchos o pocos minutos, eso no importa, porque al final te hace sentir bien, mágicamente esos detalles hizo que te extrañe.

Ahora cuando te veo o cuando te escucho, siento lo mismo solo que ya no eres simpática, eres mas que eso, eres hermosa.

Pero no estoy enamorado, no tengo ganas de estar contigo como pareja, quizá no ahorita, quizá nunca, siento que hay algo que no me deja o no me dejará poder darte un beso con amor, un abrazo de paz, siento miedo, siento dudas, siento que te perderé algún día, porque siento que tú no sientes lo mismo o tal vez si, y siento miedo por eso.

Dios y sus detalles 

Esta semana ha sido hermosa, llore, reí, jugué policías y ladrones con mis amigos de la infancia, recordé y volví a llorar en mi cuarto como un niño, como cuando no lo dejan salir y observa por la ventana a sus amigos divirtiéndose o al escucharlos reír, lloró porque me hace sentir bien, lloró porque se necesita llorar, lloró porque luego voy a reír.

No tiene nada que ver este pedazo que acabo de escribir con lo del principio, solo lo escribí porque quise que lo leas, porque solo quiero que seas mi amiga. Quizá eterna, quizá pasajera, la verdad no se, pero los momentos que pasare contigo, me gustaría dejar tatuado una huella en tu corazón, aquellas huellas con frases, tatuar sentimientos, tatuar amor, quiero dejar un recuerdo que te haga buscarme, llamarme cuando me extrañes, cuando te piense, cuando me pienses, cuando me mires en alguna foto publicada.

Quiero ser el chico que al recordarme, la primera palabra que venga a tu mente sea la frase de mi vida, la frase que me diferencia, la frase de ese amor que nunca fue, que pudo ser, que es.

Gracias.

Las sesión fotográfica se puede ver aqui

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada